,

Mariscalas Albillo Real

10,90 IVA incluido

  • COLOR Amarillo pajizo o dorado.
  • NARIZ ligeramente a dulce de miel, peras, jazmín y piel de naranja, que aportan frescura.
  • BOCA Untuoso, sedoso y con un final ligeramente salino. Se trata de un excelente vino blanco fermentado en barrica.
  • Zona: D.O. Madrid
  • Variedad: Blanco
  • Alcohol: 13,5% vol.

Mariscalas Albillo Real

El vino Mariscalas Albillo Real se produce en la Sierra Oeste de Madrid. Es uno de los cuatro sectores de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, la subzona San Martín de Valdeiglesias.

Está erigida por los términos municipales de Cadalso de los Vidrios, Cenicientos, San Martín de Valdeiglesias, Pelayos de la Presa, Navas del Rey, Colmenar de Arroyo, Villa del Prado, Rozas de Puerto Real y Chapinería.

Esta es probablemente una de las zonas vitivinícolas más antiguas de España. Después de la reconquista, fue ocupada por órdenes religiosas que construyeron ermitas e iglesias Entorno a estas se fue generando núcleos de  población. Monjes y ermitaños trajeron entre otras muchas cosas, plantones de vid y la técnica para elaborar vino.

Características enológicas Sierra Oeste de Madrid

En esta sierra predomina el granito y los suelos que son propios de él: suelos arenosos (denominados técnicamente franco arenoso). Aunque la Sierra Oeste posee una vegetación de gran belleza, esta suele tener terrenos muy pobres para la agricultura. En este punto está la gran diferencia de este cultivo, este, es un cultivo poco exigente y al que se dejaban los peores terrenos. Allá donde había terrenos profundos y con reservas de humedad se plantaba el cereal y en aquellos más pobres la vid, el olivo, la higuera y el almendro. Si además estos terrenos tenían poco suelo y con poca capacidad de retener la humedad esta vid tenía que ser la garnacha en uva tinta y la albillo real en uva blanca.

Estas son las dos variedades por excelencia en la comarca, mucho más abundante la garnacha que la albillo real, debido a que esta última sufrió más el abandono que se produjo durante los años 90 del pasado siglo. Abandono que en algunos casos fue de una naturaleza casi cruel, llegando a la desaparición de casi el 90% en algunas zonas. Sin embargo, en estos momentos es cuando más bodegas han surgido en la zona. Desde finales de los 90 hasta hoy unas 13 bodegas se han instalado en la región.

¿Por qué en una zona donde el viñedo se abandona atrae a tantas bodegas?

La respuesta la da ese terreno pobre y esas variedades de la que hemos hablado. La garnacha da lo mejor de sí en este tipo de medios, con poco suelo, con la roca a flor de piel. Es cuando da vinos con mayor personalidad. Es asombroso ver a garnachas en laderas sin apenas suelo agarradas literalmente a la roca sobreviviendo y dando fruto, pero eso sí, muy escaso. Gran calidad y poca producción, lo que la convierte en una fantástica materia prima.

Hay cepas de más de 60 años, verdaderas joyas enológicas.

Acompaña este vino con un buen queso artesano.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Mariscalas Albillo Real”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra